jueves, 21 de agosto de 2008

Estructura del sistema andino de integración



Los órganos e instituciones que actualmente forman parte del Sistema Andino de Integración fueron creados, en su mayoría, en los diez primeros años del proceso. Al entrar en vigencia en 1997 el Protocolo de Trujillo, la institucionalidad andina adquirió su estructura actual. Ahora la conducción del proceso está a cargo del Consejo Presidencial Andino y el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores -instancias políticas- y no solamente de la Comisión -instancia comercial-, como ocurría antes.

Los órganos e instituciones están articulados en el Sistema Andino de Integración. La Secretaría General no sólo tiene las atribuciones de apoyo técnico -de la antigua Junta del Acuerdo de Cartagena- sino también ejecutivas.


OBJETIVOS COMUNES

· Promover el desarrollo equilibrado y armónico de los Países Miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social.

· Acelerar su crecimiento y la generación de ocupación.

· Facilitar su participación en el proceso de integración regional, con miras a la formación gradual de un mercado común latinoamericano.

· Propender a disminuir la vulnerabilidad externa y mejorar la posición de los Países Miembros en el contexto económico internacional.

· Fortalecer la solidaridad subregional y reducir las diferencias de desarrollo existentes entre los Países Miembros.

· Procurar un mejoramiento persistente en el nivel de vida de los habitantes de la subregión.



PROGRAMA DE TRABAJO DE LA CAN

· Combatir la pobreza, la inequidad y la exclusión social;

· Recuperar la armonía y el equilibrio entre el hombre y la naturaleza;

· Mejorar la competitividad de las empresas y la productividad de las economías andinas;

· Incorporar a los pequeños productores en los procesos de integración;

· Impulsar una política exterior común que genere beneficios para toda la población;

· Fortalecer las democracias participativas y los derechos humanos en la Comunidad Andina;

· Posibilitar la participación social y espacios de diálogo con la sociedad civil.